“¡Qué ricas están las galletas con pepitas de chocolate que prepara mi abuela!”

Esta frase, muy común en las fechas que se acercan, nos muestra el papel tan importante que tiene la comida, y en especial los dulces, en nuestras vidas.

No debemos abusar; pero ya que nos vamos a dar el capricho… ¡que sea lo más saludable!

Toma nota de estos consejos para poner en práctica con tus habilidades pasteleras. Vas a conseguir un producto muy apetecible y además saludable. ¡No se puede pedir más!

1ª Elegir el CEREAL: utilizaremos cereales diferentes al trigo. Van a aportar un sabor y textura diferentes, ¡además pueden dar un valor nutricional añadido! Podemos empezar con espelta, avena o incluso garbanzos (aunque sea una legumbre).

2ª La HARINA: una vez elegido el cereal, optaremos por una harina que sea integral y no refinada. Conseguiremos que el producto sea más saciante y aumentará el aporte de fibra con lo que será más digestivo.

3ª La GRASA: Necesitaremos una grasa para apelmazar el producto y aportar jugosidad. El aceite de oliva será la mejor opción. A nivel de energía nos aporta la misma cantidad que otros aceites, pero su calidad es mejor.

4ª ¡A dar SABOR! Vainilla, naranja, limón, anís… Cambiemos el típico chocolate por otros sabores diferentes. Prueba con los aceites esenciales (sólo los aptos para consumo) pero cuidado con la cantidad, son intensos.

5ª El TOPPING. Vamos a darle más alegría aún. Es común utilizar pepitas de chocolate, pero haremos cambios. Las sustituiremos por virutas de cacao puro desgrasado (mejor calidad nutricional), por semillas que al hornearse quedarán crujientes (sésamo, lino, amapola, chía, amapola…), trocitos de frutos secos (alto valor nutricional).

6º El ANTES y el DESPUÉS. Está bien reducir calorías y aumentar la calidad nutricional de los productos, pero esto no nos exime de seguir con nuestras rutinas diarias. No olvides hacer el número de comidas adecuado a los horarios, la actividad física tiene que estar igual de presente y por supuesto, el autocontrol.

Como ves, estas Navidades puedes disfrutar de la cocina de siempre incorporando novedades del ahora. Dejarás a los comensales sorprendidos: ¡¿galletas de garbanzos?!

¡Feliz Navidad!   🙂

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Alimentación consciente en 3 pasos

Horarios, rutina, estrés, prisas, trabajo, actividades programadas... ¡Cuánto movimiento! Concédete un minuto y realiza el ejercicio de intentar parar el tiempo y saborear el presente. Piensa en el día que ya ha terminado y observa el tiempo...

leer más

¿Existe la receta perfecta?

Superalimentos, batidos detox, suplementos... Nos perdemos fácilmente entre tanta información que, además, nos genera confusión. Lo complicado que es conseguir alimentarse así, tomando lo que "unos y otros" recomiendan… ¡Que no cunda el pánico! Tenemos los mejores...

leer más

¿Es buena la leche desnatada?

  Seguramente conozcas cuál es la principal diferencia entre la leche entera, semi y desnatada: la presencia de grasa. Pero esta vez vamos a ir más allá. ¿Qué otras diferencias existen y cuál se recomienda para cada caso? ¿Es buena la leche desnatada? LECHE ENTERA:...

leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies