¿Es posible mantener controlado el colesterol con la alimentación?

Por supuesto que sí, pero antes debemos matizar las diferencias entre un colesterol familiar (heredado) y un colesterol consecuencia de un ritmo y estilo de vida no adecuados.

En ambas la nutrición hace un papel fundamental. Tanto para evitar el exceso de medicación en el caso de la hipercolesterolemia familiar, como para controlar, bajar y hacerlo desaparecer en el segundo de los casos.

Una vez conocido el origen, nos centraremos en los hábitos del día y, muy importante, en el peso. En muchos casos, los niveles altos de colesterol son una consecuencia de un peso elevado.

1ª Norma: el peso. Conoce cuál es tu peso adecuado y llega hasta él.

2ª Norma: realiza las 5 comidas al día, no han de pasar más de 3 horas de una toma a la siguiente.

3ª Norma: alimentación controlada

  • Potenciar el consumo de frutas, verduras y hortalizas (una vez a la semana crudas)
  • Reducir o eliminar el uso de alimentos procesados (fiambre, platos precocinados…) y el consumo de bebidas azucaradas.
  • Introducir nuevos hábitos como la utilización de semillas y el aceite de oliva como grasa predominante.

4ª Norma: hacer ejercicio. Activa el metabolismo e impide el aumento de peso. Caminar 40 minutos al día a un ritmo moderado ayuda a prevenir enfermedades tan dispares como la demencia y la osteoporosis. Además, se liberan endorfinas: ¡la hormona de la felicidad!

colestero - enero¡Levántate, anda, come sano y mantén el colesterol a raya!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies