Reloj

Vivimos tan condicionados por el tiempo que reflejan los relojes que muchas veces no nos paramos para ser conscientes del instante en que vivimos y lo que está ocurriendo. Recordar quiénes somos y cómo nos tenemos que cuidar debería ser tarea obligatoria: dedícate tu tiempo; lo agradecerás.

Emitimos señales que reflejan el día a día. Una alimentación desequilibrada, comer demasiado deprisa, sin horarios y con poco tiempo previo de preparación producen un estado de “desequilibrio” que el cuerpo no es capaz de soportar. Aparecen problemas de piel, intolerancias, rechazos a la comida; desaparece el factor placer, deficiencias nutricionales, aumento de peso…

 

 

Aquí tienes 5 claves para evitarlo:

 – Tiempo: dedica 40 minutos mínimo para comer. Disfruta de la tranquilidad y el placer que te aporta la comida. – Escucha las señales de tu cuerpo. Una sensación de “hinchazón” puede ser el resultado de un descontrol de horarios.

 

– Horarios: como los bebés, los adultos somos relojes. Necesitamos tener los tiempos de alimentación marcadoscada día y variarlos lo mínimo posible. Cuenta con 5 comidas al día, mínimo.

 

 – Planificación semanal: el ajetreo del día a día nos obliga a improvisar y no siempre de la mejor forma. Dedica una tarde a planificar las comidas de la semana.

 

– Dietas depurativas. Es inevitable salirnos de los patrones de dieta en algún momento; una dieta rica en verduras y fruta nos ayudará a equilibrar el exceso.

 

Anímate, hoy es un buen momento para iniciar “el cambio”: ¡querer a los demás supone empezar por quererte a ti!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies